Inquilino moroso sin contrato, ¿cómo puedo recuperar mi vivienda?

Inquilino moroso sin contrato, ¿cómo puedo recuperar mi vivienda?

Para alquilar una casa de forma segura, hay que prestar especial atención a dos cuestiones: el inquilino y el contrato de arrendamiento. Un análisis previo del candidato y un contrato bien redactado supone una barrera contra problemas futuros. Ahora bien, ¿qué pasa cuando no se llevan las precauciones adecuadas? ¿Qué hay que hacer frente a un inquilino moroso sin contrato? Te lo contamos.

¿Es legal el alquiler sin contrato?

Antes de nada, hay que recalcar que realizar un alquiler sin contrato, solo de palabra, supone un enorme riesgo, ya que todas las garantías quedan pendientes de lo que se dijo en determinado momento y los intereses de las partes pueden cambiar con el tiempo, incluso el recuerdo de lo que se pactó. Para evitar riesgos innecesarios, pues descargar un contrato de alquiler sencillo, con todas las garantías y la cláusula antimorosos en idealista.

Según la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), si no hay un contrato de arrendamiento por escrito, el alquiler de la casa tendrá de vigencia un año. Posteriormente, el inquilino tiene derecho a prórrogas anuales hasta alcanzar los cinco años, siempre que entrara en el piso después del 6 de junio de 2013. 

¿Qué pasa si no tienes contrato de alquiler?

La mayoría de los problemas que pueden aparecer al alquilar un piso sin contrato afectan al propietario. Algunos de ellos son:

Problemas para recuperar la vivienda

Al no haber firmado un contrato, el propietario puede tener dificultades para recuperar la casa en caso de que sea necesario echar a un inquilino moroso. Por ejemplo, el arrendatario puede empezar a pagar cuotas más bajas esgrimiendo que ese era el precio pactado de forma verbal.

Para que no suceda esto, si no se ha hecho contrato de alquiler, hay que buscar justificantes de pago que revelen el precio pactado en un primer momento. Por ejemplo, transferencias, recibos, etc.

No poder establecer el inicio del alquiler

En un contrato de alquiler escrito siempre aparecerá la fecha de la firma y de inicio del arrendamiento, algo sumamente importante para cumplir los plazos y prórrogas que fija la LAU. Al no tenerlo, el inquilino puede manipular los tiempos a su antojo, permanecer más tiempo en la casa y entorpecer el proceso de desahucio.

Devolución de la fianza

Una vez concluye el contrato de alquiler, y si la vivienda está en buen estado, el propietario debe devolver la fianza. Para devolver la fianza, hay que cumplir con los plazos y forma de preaviso, algo que se complica si no hay un contrato en el que aparezca la fecha en la que se inició el contrato.

Además, la fianza se deposita como garantía frente a posibles desperfectos que puedan aparecer en la casa. Redactar un contrato e incluir el inventario de bienes de la casa, con fotografías si es posible, servirá de prueba frente a conflictos. El contrato de arrendamiento gratis de idealista cuenta con un área destinada a incluir el inventario de la casa.

Multa por alquiler sin contrato

El alquiler de una casa sin contrato es legal, siempre que se cumpla la ley que fija la LAU. El propietario de una vivienda alquilada debe depositar la fianza en el organismo competente de la comunidad autónoma en la que se ubique el inmueble. Además, hay que declarar en la Renta los ingresos obtenidos por el alquiler, pues no hacerlo acarrea sanciones desde el 50 hasta el 150% de la cantidad no declarada.

Cómo echar a un inquilino moroso sin contrato

Si el inquilino deja de pagar las rentas del alquiler, es decir, se convierte en un moroso, habrá que tomar las acciones pertinentes. Lo primero es intentar solucionar la situación mediante el diálogo. Si no funciona, habrá que emprender medidas legales.

Pasos para sacar a un inquilino moroso sin contrato

  1. Comunicar al inquilino con 30 días de antelación que debe abandonar la casa y el plazo para hacerlo. Si hay motivos de peso, como que molesta a los vecinos o está provocando daños en la vivienda, bastará con avisar con siete días de antelación. La comunicación debe hacerse por burofax para dejar constancia fehaciente.
  2. Si la comunicación no solventa la situación, habrá que acudir al auxilio legal e interponer una demanda. Para ello, necesitarás: Poder General para pleitos, copia de la solicitud de cobro por los impagos, justificante de impagos y copia de las escrituras de la casa alquilada.
  3. Al mes siguiente, el inquilino recibirá una notificación oficial de la demanda y la citación del juicio con la fecha y la hora en el caso de que siga permaneciendo en el piso. Además, se fijará la fecha del lanzamiento, que es cuando el propietario recuperará su casa.

Artículos Relacionados

Las 100 localidades más caras y demandadas para comprar o alquilar casa antes de final de 2022

Nueva clasificación de los 100 municipios más caros y demandados para comprar y...

sigue leyendo

Formation Dermaplaning Montréal

Le chaga matériel de contenu sur ce produit a heure d'été récolté à la main dans le monde de...

sigue leyendo

Hacienda pretende realizar una revisión catastral de hasta 825.000 viviendas en 2023

Los Presupuestos Generales del Estado esconden la revisión catastral de 825.000...

sigue leyendo