Tendencias del sector inmobiliario para 2021 y 2022

Tendencias del sector inmobiliario para 2021 y 2022

El sector inmobiliario está afectado por la incertidumbre pero cuenta con las bases para que, una vez alcanzada la inmunidad grupal, se produzca un rebote en los volúmenes de inversión y financiación.

El equipo de Real Estate de Financial Advisory de Deloitte ha organizado el evento Real Estate Investment & Financing Keys, una sesión virtual en la que se han analizado las tendencias de inversión y financiación que marcarán el desarrollo del sector inmobiliario en 2021 y 2022.

El sector del inmobiliario ha sido uno de los más impactados por el COVID-19, ralentizando su actividad de inversión en todo el mundo y, en particular, en España. La crisis sanitaria y los confinamientos han acelerado los cambios estructurales en determinadas tipologías de activo por los nuevos patrones en los hábitos de vida, del trabajo y del ocio. La pandemia también ha desencadenado en la aceleración del proceso de transformación del sector hacia una mayor flexibilidad e integración de las nuevas tecnologías y en la necesaria transición hacia la sostenibilidad.

El descenso en el consumo y en la confianza han generado un impacto directo en el ecosistema inmobiliario, afectando de manera estructural al mercado de oficinas, de centros comerciales y a los hoteles urbanos basados en la demanda de negocios. Sin embargo, el impacto será coyuntural en los segmentos logístico, derivado del e-commerce, y en el hotelero vacacional, en el que se anticipa que la recuperación del turismo generará mucha actividad y concentración sectorial. Por su lado, living (residencial en alquiler, residencias de estudiantes y senior living) está en crecimiento por la brecha entre oferta y demanda y continúa con la senda de crecimiento que ya experimentaba antes del COVID-19.

Las previsiones de Deloitte apuntan a una inversión total en el mercado inmobiliario español en 2021 de 11.500 millones de euros, siempre y cuando contemos con un escenario en el que se haya alcanzado la inmunidad grupal en el tercer trimestre del año. Esta cifra, supone un crecimiento del 32% respecto a la inversión alcanzada en 2020 de  8.700M€.

El mercado de financiación se ha ralentizado por el descenso en los volúmenes de inversión, y su principal tendencia es la relevancia que la financiación alternativa (no bancaria) va a jugar en el impulso de la actividad durante el periodo de recuperación. El Programa de Ayudas de la Unión Europea Next Generation actuará como dinamizador de la inversión, de la financiación y del crecimiento económico por su efecto multiplicador.

En esta sesión virtual, Alberto Valls, socio de Financial Advisory y responsable de Real Estate en EMEA de Deloitte, y Joaquín Linares, socio de Financial Advisory de Deloitte, han reflexionado sobre la profundidad de las tendencias y su impacto en los volúmenes de inversión y financiación en el sector. El evento ha contado también con la participación de Cristina García-Peri, socia directora de Desarrollo Corporativo y Estrategia del Grupo Azora, y Javier Ricote, senior director Real Estate – Financiación Estructurada de Caixabank, quienes han aportado su visión sobre las claves que marcarán el ritmo de recuperación del sector inmobiliario.  

En el informe descargable a través de esta página encontrará las principales cuestiones y las conclusiones tratadas durante la sesión.

Fuente: Deloitte

Artículos Relacionados

7 consejos para comprar una casa en septiembre

Si se pudiera adquirir una vivienda al contado, desaparecerían muchas de las preocupaciones de...

sigue leyendo

Inquilino moroso sin contrato, ¿cómo puedo recuperar mi vivienda?

Para alquilar una casa de forma segura, hay que prestar especial atención a dos cuestiones: el...

sigue leyendo

Cómo elegir el papel pintado adecuado: los consejos de un arquitecto

El hogar no es sólo el lugar en el que vives, también es -en cierto sentido- la manifestación...

sigue leyendo

Únete a la discusión